Indiscutiblemente, la mejor forma de conocer una comarca natural es la práctica del senderismo. Nuestra atención podrá centrarse en cuanto nos rodea, sentiremos el relieve y el clima, percibiremos sonidos y olores, y en definitiva conseguiremos una integración con el entorno sin la cual sería incompleta una buena interpretación del mismo. En los días que corren, está cada vez más extendida esta actividad de acercamiento a la naturaleza que lleva consigo la practica de un deporte, la evasión del ajetreo cotidiano y la posibilidad de ampliar nuestros conocimientos sobre el medio natural.

Últimamente se han desarrollado iniciativas de la Casa de Oficios "Las Villuercas", en Cañamero, y del Ayuntamiento de Navezuelas, consistentes en recuperar y habilitar los antiguos caminos de herradura y carreteros que unían los núcleos urbanos y otros lugares de interés. Esta recuperación de senderos es doblemente positiva, puesto que por un lado crea una red de vías que amplían la oferta turística y por otro recupera parte de nuestro Patrimonio actualmente en manos de unos pocos al estar los caminos en desuso cortados por alambradas e incluidos en fincas privadas. Queremos desde aquí animar al resto de Ayuntamientos y otros órganos de la Administración a que continúen esta iniciativa y llegue así el día en que pueda recorrerse la comarca prescindiendo del asfalto y el ruido de los coches.

1. Actualmente se encuentra perfectamente habilitado y señalizado el camino que une Cañamero y Guadalupe. Este recorrido dura unas cinco horas y además de las panorámicas que ofrece, pasa por puntos interesantes como la "Cruz de Andrade", "El Melonar de los Frailes" o "El Castaño del Abuelo".

A grandes rasgos, arranca de Cañamero, río Ruecas arriba, y tras bordear el pantano del Cancho del Fresno por su margen izquierda asciende entre brezales y pinares al "Castaño del Abuelo", expuesto a los cuatro vientos; desde allí, entre castañares, baja hasta La Puebla. En el Ayuntamiento de Cañamero se pueden conseguir folletos específicos sobre esta ruta.

2. Desde Cañamero también están abiertos y balizados los caminos a "Risco Gordo" y "Los Castillejos". Ambos nos permiten pasear durante aproximadamente una hora por el evocador entorno de este pueblo, y llegar finalmente a enclaves de buenas panorámicas en el primer caso, o con sabor a prehistoria en el segundo.